De que trata un curso de milagros

Película Curso de milagros

Un curso de milagros es una serie de tres libros esotéricos, fruto de la colaboración entre dos psicólogos estadounidenses, Helen Schucman (en) y William Thetford (en), publicados en 1976.

El curso consta de tres libros: el texto, el cuaderno de trabajo del alumno y el manual del profesor. Según sus autores, el curso está pensado para ser estudiado por sí mismo y proporcionar “elevación y transformación espiritual”.

Presentada como una reformulación del mensaje cristiano, esta obra rechaza categóricamente, tanto en su enfoque exotérico como esotérico, la tradición cristológica conocida hasta entonces, para acercarse a las espiritualidades gnósticas orientales.

Un Curso de Milagros Audio Libro Completo

Si ahora tratamos de seguir el pensamiento del Espíritu Santo, y queremos demostrar que el mundo no es real y que el pecado de separación nunca ocurrió, sólo es necesario demostrar que el pecado no tiene efecto. Ahora bien, si la mayor consecuencia del pecado en este mundo es la muerte, la demostración de que la muerte es una ilusión demuestra simultáneamente que el pecado no existe. La separación [entre Dios y el Hombre]… la única realidad, la única causa verdadera, es Dios. Esa persona era Jesús y su misión era mostrar que no hay muerte.10

5 Nota del editor: No se pregunte qué significan estos y los siguientes desplantes. Estos interminables discursos son aguas turbias comparadas con el agua clara de la Palabra de Dios, y la simplicidad del Evangelio.

Un curso de milagros peligro

En primer lugar, Un curso de milagros nos ofrece un marco metafísico para explicar nuestra experiencia de este mundo. Para lograrlo, utiliza una mitología, una historia de separación y creación, que se convierte en el marco de toda su psicología.

Así, el proceso de disolución (o “curación”) de la dualidad en nuestra mente implica la disolución de todo lo que nos separa de los demás. Este proceso, en el lenguaje del Curso, se llama “perdón auténtico”.

Si estos símbolos parecen evocar la dualidad, es sólo para hablar un lenguaje que nosotros (como estudiantes) podemos entender, para llevarnos más lejos en la abstracción y la superación de estos símbolos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad